Derecho de Familia, Sucesiones y Herencias, Violencia de Género, Derecho Inmobiliario y arrendamientos, Derecho Administrativo.

phone icon+34 91 310 36 33
divider

La fianza no devuelta al acabar el contrato no puede deducirse de la renta en concepto de alquiler de vivienda habitual

separator

La fianza no devuelta al acabar el contrato no puede deducirse de la renta en concepto de alquiler de vivienda habitual

/ 0 Comments /

La regulación de la deducción por alquiler de vivienda habitual del artículo 68.7 de la LIRPF, fue suprimida con efectos desde 1 de enero de 2015. Sin embargo, continúa pudiéndose practicar de acuerdo con la disposición transitoria decimoquinta de la LIRPF por aquellos contribuyentes que hayan celebrado un contrato de arrendamiento y satisfecho, con anterioridad a dicha fecha, cantidades por el alquiler de su vivienda habitual, siempre y cuando tuvieran derecho a dicha deducción antes de dicho ejercicio impositivo.

La base de la deducción de un contribuyente que continúa teniendo derecho a la deducción por alquiler de vivienda habitual, afirma la DGT puede incluir además del importe del alquiler, los gastos y tributos que corresponda satisfacer al arrendador en su condición de propietario de la vivienda y que, según las condiciones del contrato de arrendamiento, le sean repercutidos. Así, podrán incluirse como tales partidas las cuotas de la Comunidad de Propietarios y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Sin embargo, no formarán parte de la base de deducción ni el importe de la Tasa por Prestación del Servicio de Gestión de Residuos Urbanos, en la que el arrendatario tiene la condición de contribuyente, ni el importe de los gastos de suministros de la vivienda arrendada (agua, electricidad, gas, etc.) que corresponden al consumo de suministros de la vivienda del propio contribuyente, ni tampoco el importe de la fianza, en la medida en que constituye una garantía del arrendamiento.

Por último, concluye la DG ni las cantidades satisfechas a una agencia inmobiliaria que facilita el inmueble arrendado, ni el aval bancario satisfecho, en la medida en que éste constituye una garantía del arrendamiento, al igual que ocurre con la fianza satisfecha al arrendador aun en el caso de no ser devuelta a la finalización del contrato pueden catalogarse como partidas de la mencionada deducción por alquiler de vivienda habitual.

noticias.juridicas.com

separator